Sigfox España

Más allá del WiFi y el 5G: las otras tecnologías inalámbricas que van a protagonizar el futuro digital

12.08.19 09:30 AM Comment(s) By Sigfox España

Fuente: MSN Noticias

Más allá del WiFi y el 5G: las otras tecnologías inalámbricas que van a protagonizar el futuro digital

  • Más allá del WiFi y el 5G existen otras muchas innovaciones en la arena de las comunicaciones que no podemos dejar pasar por alto de cara a los próximos años.
  • Gartner destaca como una de las tecnologías más prometedoras en estas lides a los sistemas inalámbricos de ondas milimétricas, así como los sistemas de energía inalámbrica de segunda generación.
  • La llegada del próximo estándar IEEE 802.11az también habilitará el seguimiento de alta precisión a aproximadamente un metro de exactitud y este tema también está destinado a ser una característica de los futuros estándares 5G.

Las comunicaciones son el sustento básico de la tecnología moderna: todos nuestros dispositivos electrónicos están conectados a Internet y con otros equipos en tiempo real, tanto en movilidad como en un espacio fijo. No es de extrañar, por tanto, que haya voces que ya han cambiado el término de Sociedad de la Información por el de la sociedad hiperconectada. O que se hable de conceptos como el Internet of Everything para referirse a esta omnipresencia de las redes en nuestra vida cotidiana.

Un campo de juego que está dominado, a fecha de hoy, por dos grandes tendencias: el 5G y el WiFi. La primera, redes móviles soportadas por los operadores de telecomunicaciones, es la gran promesa para ofrecer altas velocidades y bajas latencias en cualquier rincón del mundo, facilitando nuevos modelos de negocio como el coche autónomo, la cirugía en remoto o la realidad virtual en streaming. Aunque los analistas como Gartner avisan de que tardaremos hasta ocho años en ver su despliegue concreto, su potencial de disrupción es excepcional.

Leer más: 11 trucos que debes probar para mejorar la velocidad de tu WiFi

Por su parte, el WiFi es la conectividad inalámbrica que disfrutamos en nuestros hogares y que con la sexta versión de su estándar aspira a permitir que podamos conectar hasta cuatro veces más dispositivos a la vez en una misma conexión local. Además, avisan los expertos, las redes Wi-Fi encontrarán nuevas funciones, por ejemplo, en sistemas de radar o como un componente clave en los sistemas de autenticación de dos factores.

Pero aunque estos dos emblemas concentren la mayor parte del interés del mercado, existen otras muchas innovaciones en la arena de las comunicaciones que no podemos dejar pasar por alto de cara a los próximos años. Ese es el caso de las cinco tecnologías sin cables que os explicamos a continuación, que no solo sirven para transportar datos: también energía de forma inalámbrica.

Nuevas redes para el Internet de las Cosas

Carnival

Desde la firma de análisis Gartner destacan como una de las tecnologías más prometedoras en estas lides a los sistemas inalámbricos de ondas milimétricas. Se trata de un sistema que opera en frecuencias en el rango de 30 a 300 gigahercios, con longitudes de onda en el rango de 1 a 10 milímetros. Gracias a esta particular disposición, este tipo de conectividad puede complementar a otras redes (como Wi-Fi y 5G) para comunicaciones que requieran de corto alcance y gran ancho de banda (por ejemplo, transmisión de video 4K y 8K).


En otro espectro de actuación encontramos las tecnologías de retrodispersión, con las que es posible enviar datos con un consumo de energía muy bajo, incluso en áreas que ya están saturadas de otras señales inalámbricas. Características fundamentales para los omnipresentes dispositivos conectados del Internet de las Cosas, que están constantemente enviando información a través de la Red.


Siguiendo en el mundo del Internet de las Cosas,se está trabajando notablemente con redes de baja potencia de área amplia (LPWA), capaces de cubrir grandes superficies (e incluso ciudades enteras) para aplicaciones de IoT. Esta clase de conectividad (entre las que se incluyen Narrowband IoT, Long Term Evolution for Machines, LoRa y Sigfox) exige muy poco consumo de batería, con lo que es ideal para sensores permanentemente activos y, además, sus módulos son extraordinariamente económicos.

Energía inalámbrica


Como decíamos, las conexiones sin cables no están restringidas únicamente a la transmisión de información, sino que también sirven para el envío de electricidad sin necesidad de atarnos de ninguna manera. Y aunque es cierto que los sistemas de energía inalámbrica de primera generación no han tenido el éxito esperado (principalmente debido a la necesidad de colocar dispositivos específicos para la carga), ya comienzan a proliferar nuevas tecnologías de carga inalámbrica con rangos de hasta un metro que sí podrían eliminar para siempre los cables de alimentación de la mayoría de dispositivos de nuestro hogar u oficina.

Radares de nueva generación

Si uno piensa en redes inalámbricas más allá de Internet, seguramente volverá a una de las aplicaciones pioneras en esto de emplear ondas invisibles: los radares. No en vano, el funcionamiento de cualquier radar no es sino enviar y recibir el reflejo de determinadas señales inalámbricas con el fin de detectar obstáculos en el camino. 

Leer más: Europa está lista para tener su primer gigante de Internet cotizando en casa, pero no será como te lo imaginas: todo lo que debes saber sobre Prosus

Y si bien estos sistemas son usados ampliamente en la aeronáutica o la automoción conectada, también pueden ser esenciales en interiores, por ejemplo para el control de drones o robots en espacios industriales. Para ello, pueden usarse tecnologías basadas en WiFi que empleen los mismos mecanismos de los radares de más amplio espectro pero adaptados a las necesidades particulares de estos casos de uso, detallan desde Gartner.

Geolocalización en interiores

De hecho, la ubicación en interiores se verá incrementada con el uso se sistemas de comunicación inalámbrica para detectar la localización de personas en esa zona a través de sus dispositivos conectados.

En esa línea, la llegada del próximo estándar IEEE 802.11az habilitará el seguimiento de alta precisión a aproximadamente un metro de exactitud y este tema también está destinado a ser una característica de los futuros estándares 5G.

Radio definida por software

Reuters

Finalmente toca hablar de la radio definida por software, más conocida por sus siglas: SDR. Con esta tecnología se desplaza la mayoría del procesamiento de señal en un sistema de radio lejos de los chips, hacia una capa de software, lo cual permite que la radio admita más frecuencias y protocolos.

Aunque los sistemas SDR han estado disponibles durante muchos años, nunca han despegado, ya que es más costosa que los chips dedicados. Sin embargo, Gartner espera que esta innovación crezca en popularidad a medida que surjan nuevos protocolos y éstos tengan que convivir con protocolos heredados y administrar toda esa complejiddad con tan solo hacer una simple actualización de software.

Alberto Iglesias Fraga

11 Ago 2019 09:00h.

Share -